¿Un empresario debe supervisar sus Campañas?


El empresario que supervisa directamente sus campañas, evita negociaciones a posteriori innecesarias.


No es por nada que se dice que "ojo del amo engorda el ganado". En lo que respecta al mercadeo y la publicidad de la empresa, sus marcas y productos la autoridad de ejecución de las campañas es delegable, no así su supervisión general y la toma de decisiones estratégicas.


Es importante señalar que en nuestro caso, la estrategia de negocios y marketing digital recomendamos probarla a través de las campañas. Ejecutar una campaña de marketing, es una de las actividades más excitantes de la mercadotecnia.


Es en ese periodo, cuando la empresa va a ver los resultados positivos de haber invertido en su estrategia de marketing o va a tener la oportunidad de corregir mediante el análisis de resultados cualquier posible desviación.


En general existen varios tipos de campañas según su objetivo general, a saber:

  • Branding (exposición de la marca)

  • Intriga (preparar la audiencia para introducir un nuevo producto y marca)

  • Remarketing (volver a captar prospectos, que alguna vez mostraron interés)

  • Sociales o Patrocinio (mostrar los valores de la marca)

  • Educativas (mostrar el mejor uso de un producto o servicio)

  • Comunicar Ofertas y/o Ventas (aumentar las ventas un producto o servicios)

  • Fidelización (convertir clientes puntuales en compradores recurrentes)

  • Cooperación (co branding de varias marcas o empresas aliadas)

  • Combinaciones (coordinar varios de los objetivos generales de esta lista)

Es el tipo de campaña, lo que definirá cuales son los Objetivos SMART a lograr.


En otro orden de ideas, un empresario debe saber que toda campaña del tipo que sea, debe servir para apalancar al menos un objetivo estratégico de la empresa, caso contrario la campaña solo servirá para malgastar tiempo y dinero de la empresa.


Si se está en el proceso de probar, la estrategia de marketing ya definida o de lanzar una nueva campaña, lo ideal es hacerlo de manera evolutiva e incremental. Esto es:

  1. Lanzar una breve campaña piloto totalmente orgánica (sin pagar publicidad o invirtiendo un mínimo en anuncios pagados o en los motores de búsqueda tipo SEM )

  2. Analizar sus resultados, validar el cumplimiento o no de los Objetivos S.M.A.R.T.

  3. Tomar decisiones para corregir desviaciones

  4. Invertir en la campaña final

  5. Volver al paso 2 hasta que se logren los resultados o, se termine o abandone la campaña.


A propósito, las mediciones y análisis de resultados no solo aplican al marketing, también aplica para cualquier área del negocio.

Ahora, hay que ejecutar nuestra Campaña piloto o "definitiva" y analizar los resultados. El análisis permitirá hacer los cambios necesa